Home Opinión Lee “Los “chimoltrufias” del periodismo” en la Columna Comentando la noticia

Lee “Los “chimoltrufias” del periodismo” en la Columna Comentando la noticia

0

Comentando la noticia / Alfonso Carbonell Chávez

Los “chimoltrufias” del periodismo

“Yo como digo una cosa digo otra” solía decir la famosa Florinda Meza interpretando a la célebre “Chimoltrufia”, personaje creado por el gran comediante Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”. Pero entenderá, no es del personaje referido ni de su creador de lo que quiero hablarles, más sí usarlo de referencia para poder, con mayor precisión y si quiere con humor, acercarme a esos compas que al igual que la “Chimo”; como dicen una cosa dicen otra. Por obvias razones, no citaré nombres porque no trato de evidenciar a nadie en particular, amén, que serían más lo que siquiera aún sólo enlistarlos, me consumiría los caracteres permisibles para esta columna. Lo que trato con este ejercicio incluso autocrítico, es dejar más o menos claro que en periodismo, como casi en todas las actividades de la vida, no existen incólumes ni ajenos a las mieles palaciegas. No se esponjen.

Para ello estimado lector, le agradecería realizar conmigo un rápido ejercicio de memoria y de manera automática, empezará a atar cabos sobre el tema que trato de dilucidar. Resulta que durante el cenit de esta administración gubernamental, es decir la que fenece de Manuel Velasco Coello, personajes como Rutilio Escandón Cadenas, hoy candidato a gobernador de Morena y ni qué decir de Eduardo Ramírez Aguilar, segundo al mando de la entidad tanto en su paso por la secretaría General de Gobierno que la dirigencia partidista estatal y a la par la presidencia del Congreso del estado, quien para muchos por no decir ¡todos! salvo contadas excepciones que confirmarían la regla, les rendían loas a ambos pero marcadamente al segundo de ellos y si lo duda ahí está la hemeroteca y la historia en Facebook, para comprobar,  que los que ayer le quemaban incienso al jaguar negro, hoy y ya en las filas de Morena como candidato al senado, esos mismos aduladores se convierten en sus más ácidos críticos. Y es entendible que para los seguidores de su partido, reitero “seguidores” militantes del verde ecologista, con justificada razón estén encabronados con el de las siglas ERA y hasta resulta entendible; pero de ahí a que un periodista tome partido, solo demuestra su proclividad al infausto “chayo”. No es que les preocupe el futuro del estado ni de los chiapanecos, sino que a muchos que habían cifrado su futuro -el de ellos- en el proyecto sucesorio que encabezaba el encumbrado político comiteco (el moreno no el tricolor), con descaro emigraron de esa cartera –vacía- a una más regordeta, en un claro síndrome “chimoltrufia”. Lo más jodido es, que lo hacen cargados de razón. Infaustos e incoherentes de a madre.

Por eso encabrona, por decirlo suave, que ahora deslicen sus comentarios o sesudos análisis señalando al ex hombre fuerte del gobierno verde como traidor, y como para amarrarles navajas, le señalen airadamente al candidato presidencial de Morena el señor López Obrador, la inclusión de dicho personaje como su candidato al senado, precisamente el ex dirigente del partido que mal ha gobernado Chiapas. Y pueque no les falte razón, pero esos mismos hasta hace apenas un mes atrás, de menos, veían a su hoy víctima mediática, como su gallo con los espolones afilados que juzgaban, saldría triunfador del palenque electoral. Me “ca…igo” es de risa.

Y así, el péndulo en que se mecen la mayoría de los opinadores, ha transitado desde construirles virtudes a un sinnúmero de personajes que agradecían, “sobre-adamente”, sus amables consideraciones. Bueno el colmo hay a quienes, que sin importarles el vituperio se alababan diciendo que su opinión está despojada de cualquier preferencia política; “yo siempre he sido un libre pensador y tampoco ando en busca de un hueso ni chamba o prebenda alguna, sino que mi docta postura sobre tal o cual personaje está fundada en mi compromiso con las causas justas de los chiapanecos” y bla, bla, bla ¡cagajo! Pus qué creen que la gente es pendeja, qué no tiene la capacidad de descifrar sus intenciones aviesas de influenciar a sus lectores. Y no es porque el personaje a quien bañan de adjetivos fulgurantes de inteligentes, capaces, honestos, comprometidos, experimentados y etc., insisto no lo sean, sino que es la “arrastrades” lo que los hace ver mal y ponen a la gente de malas y en contra; del político no del escribiente. O igual también, al saber.

Insisto y concluyo: la reflexión, si pudiera provocarla, sería es mejor que los analistas políticos disfrazados de periodistas, o periodistas con ínfulas de analistas, se dejen de andar por las ramas como mono capuchino para llamar la atención, sino quieren ser tratados como farsantes o peor aún, traidores al pueblo. Sin duda que todos tienen -tenemos Kimosabi- preferencias políticas que habremos de manifestar en las urnas; lo que no se vale al menos no en el ejercicio periodístico, sostengo, es ejercer un periodismo militante (dixit Enrique Alfaro); peor tantito, que dejen ver a través del opaco vidrio de la seducción mercantil, las intenciones de ejercer el periodismo a cambio de dádivas. Rentar la pluma es una cosa, rematar la conciencia y de coitan la dignidad, ya es mucho ya. Así entonces: de que las hay, hay; los “chimoltrufias” del periodismo. Me queda claro.

Ya de salida (#3de3)

1.- Y que agarran infraganti al candidato priista Roberto Albores Gleason, grabando sus promocionales de campaña en Caña Hueca. De repente un compa con celular en ristre cuya agitada voz evidenciaba acababa de correr, no sé si como parte de su rutina o por llegar a toda prisa ex profeso a increpar al candidato, al que de manera burda, hay que decirlo, empezó a inquirirle que esté usando los recursos de los chiapanecos para contratar foráneos en sus promocionales, hasta el nombre de Pedro Damián (que es Torres) le hizo notar estar al frente de la producción. Así entre gritos y voz entrecortada por la agitación supongo, le reconvenía por qué contrataba a televisa empresa ratera y que los chiapanecos (sic) no le iban a permitir que robara sus recursos y no sé qué más. Lo que quiero destacar aquí, es el grado de insolencia del tipo que fue a increpar al candidato, quien en todo momento se dirigió con respeto a su inquirente. Es más le dijo que le agradecía (re sic) y que le explicaría que son chiapanecos quienes realizan el trabajo bajo la dirección de Pedro Torres. Con todo respeto a la libre expresión  a la que tenemos derecho, pero no se puede andar por la vida con un celular en mano para acusar a nadie de ratero si no se tienen las pruebas, valga la expresión, para probarlo. Ya nomás faltó le mentara la madre al candidato o lo agarrara a chingadazos. Digo ¿de qué se trata? Tache a ese compa, paloma para el candidato. Se vale reconocer…// 2.- En tanto los candidatos velan sus armas listos para empuñarlas en las campañas, los morenos a cuya cabeza se encuentra Rutilio Escandón Cadenas, se reunieron en días pasados con miembros de su estructura. La reunión en sí no tendría nada que aportar salvo, sí salvo, que es la primera vez o al menos de manera pública, que el candidato a gobernador se reúne con los candidatos al Senado Eduardo Ramírez Aguilar, a la diputación federal por Tuxtla Poniente y Oriente Zoé Robledo y Arleth Aguilar y, el candidato a la alcaldía de Tuxtla Carlos Morales, al menos los más visibles. Extrañó o al menos no se le menciona en el boletín, la ausencia de la otra candidata al Senado la “buenita” ojiverde Sasil de León, y supongo han de valorar su presencia en estos actos. Así decía, las maquinarias electorales se ajustan y ya se pueden oír los motores en los “pits” a la espera del anuncio de ¡arrancan! La que viene, será una descomunal carrera hacia el poder…// 3.- Y mientras los de enfrente, con José Antonio Aguilar Bodegas al Frente, parece ya acomodaron sus fichas al Senado en la que destaca la figura de María Elena Orantes López, y Diego Valera en la fórmula, ya están al igual que Claudia Trujillo y Paco Rojas para una diputación federal por Tuxtla y la presidencia municipal de la capital, en su marcas, listos… serán parte del otro “team” que buscará llegar a la meta electoral el uno de julio. En tanto Roberto Albores del PRI-Verde y Panal, y los locales Mover a Chiapas y Chiapas Unidos aparece a la punta de Todos por Chiapas, con Carlos Penagos a la alcaldía coneja y hasta aquí me quedé, bueno también insisto, velan armas y ya con el reloj de arena marcando el tiempo para que empiecen, en buena lid, los chingadazos. Lo anterior, ya es historia…// ¡Me queda claro! Salu2.

Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos, A.C.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =