Home Nacional National Geographic admite racismo en coberturas pasadas
National Geographic admite racismo en coberturas pasadas

National Geographic admite racismo en coberturas pasadas

0

national

La revista National Geographic reconoció que, durante años, la manera en que encaró sus coberturas fue racista. “Para poder mejorar, tenemos que reconocer y aceptar nuestro pasado”, dijo la editora en jefe de la publicación, Susan Goldberg, en un artículo del último número de la revista.

El número es temático y trata sobre racismo. Goldberg -la primera mujer y la primera judía en lograr el puesto de editora en jefe de la revista- explicó en el artículo que, para encarar el número, le pidieron a un historiador que analice las propias coberturas de National Geographic, desde que salió a la calle por primera vez, en 1888, hasta la fecha.

El encargado de realizar el estudio fue John Edwin Mason, profesor de la Universidad de Virginia que se especializa en historia de la fotografía e historia de África. “Lo que Mason encontró es que, hasta 1970, la publicación casi totalmente ignoró a la gente de color que vivía en Estados Unidos, solo los reconocía como trabajadores domésticos o de construcción. A la vez, representaba a la gente de color que vivía afuera de Estados Unidos como gente exótica, generalmente sin ropa, como felices cazadores-recolectores, nobles salvajes, y otros tipos de clichés”, dice el artículo de Goldberg.

A diferencia de la revista Life, la National Geographic no realizó esfuerzos para que sus lectores se encuentren con algo que desafíe los estereotipos. Según el historiador: “Los americanos recibían ideas sobre la vida en otras partes del mundo de películas y dibujos animados racistas, como Tarzán. Además existían leyes de segregación. En este contexto, National Geographic no enseñaba nada, sino que se limitaba a reforzar estos mensajes racistas. La revista nace durante el auge del colonialismo. El mundo estaba dividido en colonizadores y colonizados. Y National Geographic es un reflejo de esa cosmovisión”.

El artículo del último número cita algunos ejemplos del racismo de la revista. Como un epígrafe de 1916, en una nota sobre Australia. Debajo de las fotos de dos aborígenes el epígrafe dice: “Negros del sur de Australia: estos salvajes rankean en las posiciones más bajas de inteligencia entre los seres humanos”.

Por otro lado, Mason destaca que no solo los contenidos que salen en la revista son racistas, sino que las omisiones de la cobertura también lo son. Como lo que ocurrió con la matanza de 69 personas de color en Sharpeville, en 1960, en Sudáfrica. La noticia dio vuelta al mundo pero la revista no le dio lugar.

Según el historiador, cuando la revista retrata mujeres, hay una clara tendencia a mostrarlas desnudas. “Por un lado la revista acierta en mostrar realidades que de otra manera no serían accesibles a un gran público, les abre los ojos, pero se los cierra a la vez, por la manera en que se cubren los temas”, dice Mason.

Pero el foco de la revista cambió. Como ejemplo, la editora destaca una nota de 2015 sobre Haití. En ella, National Geographic decidió darle cámaras a la población local para que ellos retraten su vida cotidiana.

“La raza no es una construcción biológica, es un construcción social, y una que puede tener efectos devastadores. Muchos de los horrores del siglo pasado se deben en parte a la idea de que una raza es inferior a otra. Este tipo de distinciones continúan hasta el día de hoy a estructurar nuestra vida política, nuestras comunidades y nuestra identidad”, dice al artículo de Goldberg. “La manera en que representamos a las razas es importante”.

El artículo concluye: “El 4 de abril marca el 50 aniversario del asesinato de Matin Luther King Jr. Es un buen momento para reflexionar. La conversación sobre la raza cambia constantemente: en dos años, por primera vez en la historia de Estados Unidos, la cantidad de jóvenes blancos será menor al 50 por ciento del total. Examinemos entonces por qué seguimos segregando personas según su raza, y cómo podemos hacer para construir comunidades inclusivas. Enfrentemos el vergonzoso uso político del racismo que vemos hoy con una estrategia que demuestro que somos mejor que esto”.

Con Información de El Universal

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =