Home Estado LEE / Molina Farro, garbanzo de a libra en el artículo A Estribor de Juan Carlos Cal y Mayor
LEE / Molina Farro, garbanzo de a libra en el artículo A Estribor de Juan Carlos Cal y Mayor

LEE / Molina Farro, garbanzo de a libra en el artículo A Estribor de Juan Carlos Cal y Mayor

0

37860291_2052230235028965_1046367806989271040_n

Los primeros mensajes del futuro gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, apuntan a un rediseño en las políticas de gobierno. En congruencia con el virtual presidente Andrés Manuel López Obrador, la austeridad más allá de ciertas medidas, acciones y sobre todo disposiciones presupuestales, deberá ser la pauta de conducta a seguir para evitar privilegios, dispendios o gastos innecesarios. En mi opinión es una cuestión más de ética que de ahorro. Urge recuperar la credibilidad en las instituciones y por ende en la política.
En una reunión con el Colegio de Notarios, escuché decir al entonces candidato Rutilio Escandón, que en efecto su gobierno sería austero pero eficaz. Es decir la austeridad no iría en demerito de la eficacia. Tiene razón. Más que mal vender –porque nadie compraría chatarra con décadas de antigüedad- ha propuesto utilizar la reducida flotilla de aviones, avionetas y helicópteros para ambulancias aéreas, casos de emergencia o protección civil. Se trata de cambiar la imagen de ostentación que caracteriza a algunos servidores públicos.
En términos más generales ha hablado de fortalecer el Turismo lo cual representa una actividad que genera decenas de miles de empleos un tema al que van adyacentes el de la seguridad, el libre tránsito además de temas ambientales, lo cual involucra a distintas entidades de gobierno. De igual manera ha señalado que su Gobierno trabajará de manera decidida para rescatar y devolver la grandeza al campo de la mano de las y los productores, ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios, para que sean un motor de la economía. Otra de sus prioridades será garantizar los servicios básicos y el derecho a la salud de la gente, con más hospitales y medicamentos. Y claro que se puede avanzar en muchos de estos si se toma en cuenta la cercanía con el próximo presidente, el cual además conoce bien nuestro estado.
Como premisa fundamental es importante sanear las finanzas públicas y hacer un proceso de reingeniería que reactive la inversión productiva como detonante del desarrollo, no solo para la generación de empleos, sino por su efecto multiplicador en la producción de bienes y servicios.
Una parte clave será la designación de su equipo de gobierno. Sobre todo ahora que todo el mundo se apunta para participar y ya pide desde ahora ser tomado en cuenta para integrar su gabinete. El buen Rutilio no debe correr prisa para anticipar nombramientos. Hay tiempo y aún faltan definiciones políticas. Chiapas se cuece aparte del entramado nacional. Faltan aun cuatro meses, pero se especula y hasta se mencionan –por autopromoción- algunos innombrables en el sentido literal de la palabra. No es una fácil decisión ni se puede quedar bien con todo el mundo.
Conociendo a nuestro futuro gobernador, con la madurez y sobriedad que lo caracteriza, habrá de tomar las mejores decisiones para que funcione bien su gobierno. Se requiere honradez, profesionalismo, experiencia y sobre todo vocación de servicio y verdadero amor por nuestro estado. Y de esos personajes, perdonen que lo diga, no abundan muchos entre nuestra respetable fauna política.

Molina Farro, garbanzo de a libra

A propósito del nuevo gobierno, una pieza fundamental será el Plan Estatal de Desarrollo o Plan de Gobierno. Recientemente Rutilio Escandón se reunió con rectores de 12 universidades públicas para invitarlos a participar en la elaboración del diagnóstico, así como las directrices para incorporar e implementar los cambios significativos que el nuevo gobierno se propone. Será su carta de navegación.
Para tal efecto presentó como responsable al economista José Antonio Molina Farro, un chiapaneco excepcional, con una solida formación académica y una vasta experiencia en el servicio público lo cual le ha permitido colaborar desde muy joven en varias administraciones.
Molina Farro se ha caracterizado por su honestidad y profesionalismo. Poseedor de una mente lúcida y preclara que le ha permitido ganar el Premio Nacional de Economía Política. Alguien quien en su haber académico cuenta con estudios en Gobernabilidad, Transición y Procesos de Cambio, por la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido además Rector de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, Secretario de Ecología, Recursos Naturales y Pesca, Director General del Isstech, Delegado estatal de Banobras en Chiapas y Quintana Roo y Presidente fundador del Colegio de Economistas de Chiapas.
Como articulista ha publicado en el periódico Excélsior así como diversos medios locales y ha sido además catedrático de las materias Teoría Económica y Planificación en la Facultad de Economía y Ciencias Políticas de la UNAM. Y aún, muchísimos cargos más que nutren su caudal como servidor público.
Molina Farro es una rara avis de la política chiapaneca al que distinguen sus dotes intelectuales. Una mente brillante. Enhorabuena por tan importante decisión!…

Olga Sánchez Cordero

Si alguno de los futuros nombramientos oficiales del gabinete de López Obrador esta dando positivamente de que hablar, es el de la ex ministra Olga Sánchez Cordero. Uno de ellos ha sido impulsar temas complejos como la ley de voluntad anticipada o el derecho a una muerte digna la cual permitiría a un enfermo expresar por anticipado el tipo de tratamiento médico que quiere recibir ante casos de enfermedades terminales o accidentes.
De igual manera ha puesto en contraste sus opiniones al afirmar que el futuro presidente debe contar con protección. “…como presidente, el estatus jurídico, político y de gobierno debe tener obviamente un sistema de seguridad que lo proteja porque estamos hablando de que, en un momento determinado, lo que está en juego es la gobernabilidad, la estabilidad del Estado mexicano”.
En relación a los jueces se ha manifestado a favor de la profesionalización, además de dar presupuesto y autonomía a los poderes judiciales estatales para evitar que año con año tengan que estar a merced de los gobiernos para la obtención de recursos. Ha propuesto crear garantías con las que se buscaría evitar la remoción de jueces a voluntad de los gobernadores, la profesionalización del Poder Judicial, así como el pago de retiro.
Más recientemente afirmó que los salarios de los jueces no deben reducirse garantizando así su independencia, aptitud y compromiso con la administración pública. “Un juzgador es un actor fundamental en la paz social del país”. Vaya que tiene pantalones la señora…

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − uno =