Home Opinión Lee “La arbitraria reelección de los alcaldes” en la Columna Código Nucú
Lee “La arbitraria reelección de los alcaldes” en la Columna Código Nucú

Lee “La arbitraria reelección de los alcaldes” en la Columna Código Nucú

0

okok

Código Nucú / César Trujillo

La arbitraria reelección de los alcaldes

Tres alcaldes son los que desde ahora andan pregonando a los cuatro vientos que serán reelectos sin respeto a los tiempos electorales y sin apego al resultado en las votaciones que se avecinan. Con ello queda demostrado que se sigue ponderando una de las peores caras enemigas de la democracia, misma que impera en todo el país y se erige por sobre la voluntad del ciudadano. Me refiero a los acuerdos cupulares. Los presidentes municipales que afirman serán reelectos sin importar su pésimo desempeño y el malestar generalizado de los habitantes son Marco Cancino de San Cristóbal de Las Casas, José Luis Castillejos Vila de Tonalá y Freddy Espinoza Hernández de Soyaló (chulada de ejemplares).

Según ellos, intuyo, los comicios del 2018 serán sólo mero trámite porque tienen ya “apalabrado” y “juramentado” el triunfo (vaya cinismo). Es decir, a nadie le importa lo que pueda decir el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC), que dirige el doctor Oswaldo Chacón Rojas, y que debería tomar cartas en el asunto pero que no hará nada porque “está de acuerdo con ello”, según los propios alcaldes. O, peor aún, a ninguno de estos tres políticos les interesa lo que los ciudadanos quieran o anhelen para su municipio (nada raro). Porque ser alcalde, entonces, significa sólo servir a los intereses de otros por sobre las necesidades de la gente y así, con ello, poder permanecer en el poder o brincar a otro puesto de elección popular, según sea el caso o la necesidad.

¿Qué pueden aportar a sus municipios estos tres funcionarios que han sido sindicados por su inoperancia, por su estulticia y su entreguismo?, ¿de qué se tratan los comicios 2018 y el derroche de los miles de millones de pesos en precampañas y campañas simuladas si ya tienen a los que van a imponer, aunque nadie los quiera?, ¿insisten en la democracia porque les representa un juego multimillonario acaso? Seamos honestos: de los tres alcaldes arriba mencionados no se hace ninguno.

Marco Cancino, cobijado en los colores del tucán, atropellado por su pésima capacidad discursiva, rodeado de funcionarios mediocres y resguardados en el rostro socialité de su esposa, se ha visto inmerso en un sinnúmero de acusaciones: nepotismo, tráfico de influencias, abuso de poder, malversación de fondos, promoción a invasores, entre otras muchas. A esto podemos sumarle que es uno de los esbirros favoritos de la familia Velasco Coello y que eso, seguramente, le está valiendo para seguir ahí, pues sin chistar cumple las órdenes que recibe. ¡Pobre San Cristóbal con tres años más en manos de este personaje!

Del edil de Tonalá, una frase que brinca de boca en boca lo define perfectamente sin más: “es el peor alcalde que hemos tenido” (¿será la frase de todos los de este trienio?). Es decir, no basta con que su bandera sea la incompetencia, sino que pretende extender su membresía para seguir gozando de las canonjías a costa de la miseria del pueblo y del estancamiento en el que lo ha sumido. Porque, aunado a ello ha sido incapaz de generar una sola obra de impacto social y, por el contrario, desde su arribo los problemas de inseguridad en el municipio se han agudizado y su máximo mérito es meterse a la bolsa los contratos porque favorece sólo a sus camiones y a constructoras a modo.

¿Y qué decir de Freddy Espinoza de Soyaló a quien conocen por ser candil de la calle y oscuridad de su casa? Se trata de un edil que nunca está, que huye en cuanto le avisan que le van a tapar los tramos carreteros o que se van a manifestar en la alcaldía porque ha sido incapaz de poder generar ninguna obra de impacto y se le acusa de malversación de fondos y enriquecimiento ilícito. Apenas en enero del 2017, hace un año exactamente, a este presidente municipal le tomaron primero las carreteras y luego el palacio municipal. La consigna de los habitantes era clara: auditoría y destitución, todo derivado de su incapacidad de estar al frente del Ayuntamiento. Y ahora, como si se tratara de un eximio representante del pueblo, pretende enquistarse tres años más. ¡Joder!

Parece que, como una burla ingente, los tres alcaldes, que han sido calificados como los peores que han tomado las riendas de sus municipios, pretenden imponerse por sobre la voluntad del pueblo y el malestar generalizado. Espero que sólo se trate de elucubraciones personales, que cada edil tenga sueños fincados en el fango y la fiebre los haya alcanzado y nada más. Sí, y nada más. Porque de ser cierto todo, de ser verdad que el mismos IEPC está coludido en este pacto de reelección ordenado desde los aparatos de gobierno que se reunieron en secreto y les palomearon ya sus sueño de tres años más para seguir sangrando a sus pueblos a los tres alegres compadres, estamos jodidos todos.

Manjar

Será hoy, hoy será, dicen los rumoró logos desde los pasillos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuando se defina quién abanderará al tricolor rumbo a la sucesión gubernamental que está ya a la vuelta de la esquina. Mientras unos dan por sentado que el alfil se llama Roberto Albores Gleason y que es la carta magna y la corona del imperio, otros, más escépticos supongo, mencionan a un verde ecologista que desprecia el pinche voto y que anda levantado la manita, presionando de sus padrinazgos, para que le pinten la carita de rojo. ¿Será posible tanta maldad? No lo sé de cierto, pero mientras son peras o manzanas, siguen los fantasmas rondando las sillas. #Omaigá  // Para sumarle una raya más al tigre, en la ya de por sí desangelada economía, la Unión Nacional de Industriales de Molinos y Tortillas (Unimtac) ha dicho que ante el incremento en insumos como gas, energía eléctrica y maíz, se prevé un aumento en el precio de la tortilla de entre 1.50 a tres pesos por cada kilogramo. Hay que estar pendientes para ver de a cómo nos toca a nosotros en uno de los estados más pobres del país. #CámaraNoMeAgüito // La recomendación de hoy es el libro Los danzantes espacios estatuarios de Raúl Garduño y el disco Mis amigos muertos de Real de catorce. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

Contacto directo al 961-167-8136

Twitter: @C_T1

Mail: palabrasdeotro@gmail.com

César Trujillo

Poeta y periodista

9611678136

@C_T1

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + dos =